Cuentos Clásicos del Norte, Primera Serie

By Edgar Allan Poe

Page 133

como decía, y todo ese
tiempo retenía yo el aliento sujetándome en la argolla. Cuando no pude
resistir más, me levanté sobre las rodillas, sosteniéndome siempre con
las manos, y así logré aclarar un poco mis ideas. En este momento
nuestra pequeña embarcación daba una sacudida, exactamente como un perro
cuando sale del agua, librándose así en cierto modo de las olas. Hacía
yo esfuerzos por salir del estupor que me había dominado y determinar lo
que podríamos hacer, cuando sentí que alguien me cogía del brazo. Era mi
hermano mayor, y mi corazón saltó de alegría porque estaba cierto de que
había perecido entre las olas; pero en seguida toda mi alegría se cambió
en horror porque él, poniendo su boca sobre mi oído, gritó la sola
palabra: _¡Móskoe-ström!_

"Nadie puede comprender lo que sentí en aquel momento. Me estremecí de
pies a cabeza como si padeciera un violento acceso de calentura. Sabía
bien lo que él quería decir con esta sola palabra; sabía bien lo que él
trataba de hacerme comprender. ¡Con el viento que nos empujaba, íbamos
directamente hacia el remolino del Ström y nada podía salvarnos!

"Como bien comprendéis, para cruzar el canal del Ström, tomábamos el
camino muy arriba del remolino, aun en tiempo tranquilo, y luego
aguardábamos y espiábamos cuidadosamente la marea; pero ¡ahora íbamos
impelidos derechamente al abismo, a merced de semejante huracán! Es
posible--pensé--que lleguemos allí justamente en el intermedio de las
mareas, y entonces habrá alguna esperanza; pero en seguida me apostrofé
por mi locura de soñar con esperanzas de ninguna clase. Sabía muy bien
que estábamos perdidos, aunque nuestra embarcación hubiera sido diez
veces más grande que un navío de noventa cañones.

"Por este tiempo el primer ímpetu de la tempestad se había calmado, o
quizá no lo sentíamos tanto porque corríamos delante de ella; pero en
todo caso, las aguas que al principio se mantenían bajas por el viento y
continuaban planas y espumantes, levantábanse ahora tan altas como
montañas. Un cambio singular mostrábase también en el cielo. Alrededor,
en todas direcciones, estaba todavía tan negro como la pez, pero casi
sobre nuestras cabezas se abrió de repente una grieta circular de
firmamento claro, tan claro como nunca lo había contemplado antes, y de
brillante azul profundo, a través del cual aparecía la luna llena con un
resplandor que jamás le había conocido. Alumbraba todo con gran
claridad a nuestro alrededor, mas ¡oh Dios! ¡qué escena la que ponía al
descubierto!

"Hice entonces una o dos tentativas para hablar a mi hermano; pero a
causa de algo que yo no podía comprender, el estruendo había aumentado
de manera que

Last Page Next Page

Text Comparison with The Raven Illustrated

Page 0
" Ah, distinctly I remember It was in the bleak December, And each separate dying ember Wrought its ghost upon the floor.
Page 1
curtain Thrilled me--filled me with fantastic Terrors never felt before; So that now, to still the beating Of my heart, I stood repeating, "'Tis some visitor entreating Entrance at my chamber door-- Some late visitor entreating Entrance at my chamber door; This it is and nothing more.
Page 2
wide the door: Darkness there and nothing more.
Page 3
Not the least obeisance made he; Not an instant stopped or stayed he; But, with mien of lord or lady, [Illustration: 8021] Perched above my chamber door-- Perched upon a bust of Pallas Just above my chamber door-- Perched, and sat, and nothing more.
Page 4
" Wondering at the stillness broken By reply so aptly spoken, "Doubtless," said I, "what it utters Is its only stock and store, Caught from some unhappy.
Page 5
" But the Raven still beguiling All my sad soul into smiling, Straight I wheeled a cushioned seat in Front of bird and bust and door; Then, upon the velvet sinking, I betook myself to linking Fancy unto fancy, thinking What this ominous bird of yore-- What this grim, ungainly, ghastly, Gaunt, and ominous bird of yore Meant in croaking " Nevermore.
Page 6
whose velvet violet lining, With the lamplight gloating o'er, _She_ shall press, ah, nevermore! [Illustration: 0026] [Illustration: 0027] Then methought the air grew denser, Perfumed from an unseen censer Swung by angels whose faint footfalls Tinkled on the tufted floor.
Page 7
" [Illustration: 0033] Leave no black plume as a token Of that lie thy soul hath spoken! Leave my loneliness unbroken!-- Quit the bust above my door! Take thy beak from out my heart, and Take thy form from off my door!" Quoth the Raven, "Nevermore.
Page 8
And the lamplight o'er him streaming Throws his shadow on the floor, And my soul from out that shadow That lies floating on the floor Shall be lifted--nevermore! [Illustration: 0035].