Cuentos Clásicos del Norte, Primera Serie

By Edgar Allan Poe

Page 111

intereses marítimos y muy buscado por los marineros, le
traerá verosímilmente a nuestra morada.--

Alargóme un papel en donde leí lo siguiente:

CAPTURADO

En el Bois de Boulogne, en las primeras horas de la mañana del ----
presente (la mañana del crimen), un gran orangután leonado de la
especie de la isla de Borneo. El propietario, que se asegura ser un
marinero perteneciente a un buque maltés, puede recoger el animal,
siempre que lo identifique satisfactoriamente y pague algo por su
captura y manutención. Acudid al Número ----, Rue ----, Faubourg
Saint-Germain,---- piso tercero.

--¿Cómo es posible,--pregunté,--que sepáis que el hombre es un marinero
y que pertenece a un buque maltés?

--No lo _sé_,--repuso Dupín.--No estoy seguro de ello. Sin embargo, he
aquí un pequeño fragmento de cinta que, a juzgar por su forma y su
aspecto grasoso, se ha usado evidentemente para atar el cabello en esas
largas _queues_ a que son tan aficionados los marineros. Mas aún; este
nudo pueden hacerlo muy pocos marineros, siendo peculiar de los
malteses. Recogí la cinta al pie del pararrayos. No puede haber
pertenecido a ninguna de las víctimas. Después de todo, aun cuando
estuviere equivocado en las inducciones provocadas por esta cinta,
respecto de que el francés sea un marinero de algún buque maltés, no hay
ningún mal en decirlo en el anuncio. Si estoy equivocado, él supondrá
sencillamente que voy errado por cualquiera circunstancia que no se
tomará el trabajo de inquirir. Pero de acertar, habré conseguido un
gran triunfo. En efecto, sabedor del crimen aunque inocente,
naturalmente vacilaría el francés en acudir al anuncio y reclamar el
orangután. Pero razonará así: "Soy inocente; soy pobre; mi orangután es
muy valioso; para cualquiera en mis circunstancias representa una
fortuna; ¿por qué había de perderlo por vanas aprensiones de peligro?
Está allí, a mi alcance. Ha sido encontrado en el Bois de Boulogne, a
gran distancia del lugar de los asesinatos. ¿Cómo puede sospecharse que
un estúpido animal haya cometido el crimen? La policía ha fracasado; no
ha podido encontrar la más ligera huella. Aun cuando siguieran la pista
al animal, sería imposible que probaran mi conocimiento del suceso o que
me implicaran en la culpabilidad por haberlo sabido. De otro lado, _me
conocen_. El

Last Page Next Page

Text Comparison with Cuentos Clásicos del Norte, Primera Serie

Page 12
Mi hombre estaba vestido de payaso.
Page 14
El vino chispeaba en sus ojos, y los cascabeles vibraban.
Page 25
Aproximándose al fin al inmenso tronco, dió la vuelta pausadamente alrededor y lo examinó con minuciosa atención.
Page 30
--Jué por ete ojo, patrón.
Page 37
--Algo de eso.
Page 45
De allí deduje inmediatamente que era necesario usar un telescopio y que existía determinado punto de vista, _que no admitía variación_, desde el cual debía usarse.
Page 66
Así, ¡cuán frecuentemente durante el curso de un intenso escrutinio de los ojos de Ligeia, sentía que me aproximaba al conocimiento pleno de su expresión, lo sentía cerca, pero no en mi poder aún, y al fin volvía a escaparse por completo! Y (¡oh, extrañeza! ¡oh, misterio entre todos!) encontraba en los objetos más comunes del universo un círculo de analogías con esta expresión.
Page 67
" Un lapso de varios años y la reflexión consiguiente me han permitido trazar una remota relación entre este pasaje del moralista inglés y una faz del carácter de Ligeia.
Page 70
Inclinando mis oídos hasta su boca, distinguí nuevamente las palabras finales del pasaje de Glánvill.
Page 89
Los eslabones de la cadena corren así: Chantilly, Orión, el doctor Nichols, Epicuro, estereotomía, las piedras de la calle, el frutero.
Page 93
A nadie se indicaba como visitante de la casa.
Page 97
Comprendió varias palabras.
Page 98
El rostro estaba terriblemente amoratado y los ojos salientes de sus órbitas.
Page 107
Mi objeto final es descubrir la verdad.
Page 113
-- El marinero había recobrado en gran parte su presencia de ánimo mientras Dupín pronunciaba estas palabras; mas todo el aplomo había desaparecido de su continente.
Page 119
Recordé que había ahorcado al gato en un jardín contiguo a la casa.
Page 123
Tampoco apareció en la noche; y así, por una vez siquiera, desde su llegada a la casa, dormí con sueño profundo y tranquilo; _dormí_, ¡ay, a despecho del asesinato que pesaba sobre mi alma! Transcurrieron el segundo y el tercer día, y mi atormentador no se presentó.
Page 124
En el momento inmediato una docena de brazos robustos atacaba el muro.
Page 127
En cinco minutos el océano entero hasta Vurrgh hallábase poseído de furia desenfrenada e indomable; pero sobre todo entre Móskoe y la costa dominaba el tumulto mayor.
Page 134
_¡Se había parado a las siete! ¡Estábamos atrasados respecto de la marea, y el remolino del Ström estaba en plena furia!_ "Cuando un barco está bien construído, debidamente trincado y no lleva demasiado lastre, parece que las olas se deslizan bajo su quilla en una fuerte borrasca mientras las corre a lo largo, lo cual provoca la admiración de la gente de tierra, y es lo que en jerga marina se llama _correr las olas_.